​Personería Jurídica Nro 363, INAI (Instituto Nacional de Asuntos Indígenas), 16 de julio 2015
Octava Comunidad e integrante espiritual del Consejo Zonal Picunche, Acta Nro 044, CZP, Chorriaca, Depto Loncopué, Pcia de Neuquén, 13 de mayo 2015

TRATADO DE PAZ

Don Francisco Borges, Coronel de la República Argentina y Comandante en Gefe de las fronteras Oeste y Norte de Buenos Aires y Sud de Santa Fé, en representación del Excmo. Gobierno de la Nación, y los Capitanejos, Juan Curuñanca Canin y Lucancio en representación de los Caciques Vicente Catinan Pisen y Naguel Payan y de los capitanejos Santiago Chico, Nahuen, Ambrosio, Chanchillan, Auncao, Nicull, Millauchel, Urquizano, Geronimo Vinaiché, Praiman, Pablo Lefúo, Vicente Chico, José Badia, Huerafrán López, Soldado Pedro Chanquelan Aamancú, Cumindo, Catendrú, Antelao y Coliqueo Ignacio (segundo) han convenido en lo siguiente:

Artículo 1°: Desde hoy en adelante los Caciques y Capitanejos, arriba expresados, y que firman el presente tratado por sí o según son representados, se comprometen a mantener y hacer mantener a sus tribus la mas completa paz con el Gobierno y Pueblo de la República Argentina, y por su parte el Gobierno Argentino se compromete a proteger y amparar la residencia tranquila y permanente de dichos caciques, capitanejos y sus tribus en los campos que actualmente ocupan.

Artículo 2°: En el terreno intermedio de la línea de Fronteras y los campos fijados para residencia de las tribus, el Gefe de la Frontera podrá establecer los fortines que juzgue necesario y en el caso de establecer algun poblador de una u otra de las partes contratantes fuera de la línea nacesitará licencia escrita del Gefe de la Frontera.

Artículo 3°: Los Caciques y Capitanejos quedan obligados a entregar al Gefe de la Frontera a los desertores o cristianos que vayan a asilarse entre ellos, debiendo el Gefe de la Frontera pagar los gastos de remisión y a regalar con generosidad a la comisión que venga a entregarlos.

Artículo 4°: El Gobierno Nacional se compromete a hacer respetar la ocupación de los campos que hoy ocupan las tribus, a no invadirlos nunca y a que pueden vivir tranquilamente bajo el amparo del Gobierno y en el caso de que alguna vez algunos Capitanejos o indios nieguen la autoridad del cacique Picen, el Gefe de la Frontera lo ayudará a hacer obedecer y considerará como enemigos a los indios que se subleven.

Artículo 5°: La tribu del cacique Picen podrá comerciar libremente con las poblaciones cristianas, con la obligación de hacer este comercio entrando y saliendo siempre por el Fuerte Triunfo de la Frontera Norte y debiendo presentarse siempre a la entrada y salida al Gefe del Fuerne referido, quien les permitirá descanzar allí y les dará mantención, considerandose como enemiga toda comisión que venga armada por otro camino que no sea el del Triunfo o no haya pasaporte del Cacique.

Artículo 6°: Los Caciques y Capitanejos se comprometen a no dejar pasar por sus campos ninguna invasión contra las poblaciones de la República Argentina y a dar aviso por chasques cortando campo de cualquier invasión que aunque no deba pasar por sus campos tengan noticias de que se prepara o dirige contra las referidas poblaciones.

Artículo 7°: Los Caciques y Capitanejos que firman este Tratado reconocen la soberania del Gobierno Argentino sobre todo territorio de la República y el Gobierno Argentino reconoce a las tribus del Cacique Picen la posesión tranquila de los campos que ocupan.

Artículo 8°: El Gobierno Argentino se compromete a entregar al Cacique Picen todos los prisioneros y familias que tiene pertenecientes a su tribu y en Cacique Picen se compromete a entregar todas las cautivas cristianas que existen en su tribu, debiendo efectuarse el cambio de cautivos y prisioneros a número igual y conforme les vaya entregando el referido Cacique Picen.

Artículo 9°: El Cacique Picen se compromete también a negociar con las tribus que no obedecen sus ordenes, las cautivas que estos pueden tener y que le indique el Gefe de las Fronteras, siente éste el que pagará el rescate que con anticipación se haya combinado.

Artículo 10°: El Gobierno Argentino se compromete también a entregar al Cacique Picen para mantención de tu tribu la cantidad de doscientas yeguas de cuenta, doscientas libras de yerba, doscientas de azucar, doscientas de tabaco, doscientos cuadernillos de papel y cien botellas de ginebra cada tres meses, o sea, ochocientas yeguas, 800 libras de yerba, 800 de azucar, 800 de tabaco, 800 cuadernillos de papel y 400 botellas de ginebra al año en 4 entregas y entregando la primera inmediatamente, la 2° una vez firmado el tratado por los Caciques Picen y Nahuel Payan y los Capitanejos espresados, la 3° el dia 1° de Julio del prsente año y la 4° el 1° de Octubre, efectuandose el racionamiento en el pueblo de Junín, por el Gefe de la Frontera quien cuidará de que tanto los animales, como los demás sean de superior calidad y exactamente lo convenido en el presente.

Artículo 11°: El Cacique Picen se compromete a ordenar que las comisiones que vengan a negociar con las poblaciones cristianas no cometan robos ni violencia alguna, en la inteligencia que si algun indio llega a cometer algun delito será castigada por el Gefe de la Frontera con arreglo a las leyes de los cristianos y también a devolver y entregar al Gefe de la Frontera a cualquier indio o capitanejo de su tribu que llega a faltar a lo convenido en este tratado de paz como así mismo, el Gefe de la Frontera, se compromete a castigar con toda serenidad a cualquier cristiano o indio de su dependencia que llegue a faltar en lo mas mínimo a los indios que vengan pacificamente a negociar o/a cualquiera de los artículos del tratado.

Artículo 12: Tanto el Gefe de la Frontera en representación del Gobierno Argentino, como los Caciques y Capitanejos que firman este Tratado, se comprometen bajo el mas solemne juramento a cumplir fielmente en todas sus partes, en fé de lo cual firman a continuación.

A ruego del Cacique Picen, Nahuel Payún por no saber firmar, firmo Bernardo Namuncurá

​​Autentificación: está conforme

​1“Es copia del libro copiador de contratos 1872-1880, páginas 45-48, R. Escola a f. 2da en el Archivo del estado Mayor del Ejército está también el Doc. 1209, el contrato con el proveedor D. Esteban Isaía para racionar al cacique Catrinao Pisén” (Hux, 1991c: 101). El destacado en negrita es nuestro.

El 14 de junio de 1873, Vicente Catinan Pisen (Catrunao Pincén), Nagüel Payan (Nahuel Payún, su segundo) representados por Bernardo Namuncurá y el Gobierno de la Nación, Presidencia de Domingo F. Sarmiento, representado por el coronel Francisco Borges, comandante en Jefe de las fronteras Oeste y Norte de Buenos Aires y Sud de Santa Fe, suscribieron un Tratado, que se sumo al más de centenar de tratados firmados entre los sucesivos gobiernos y los jefes indígenas en el periodo 1662-1884, con una gran concentración de ellos entre 1810 y 1878.

 

Por este Tratado el entonces gobierno argentino reconoció formalmente los territorios en los que estaba asentada la tribu  según consta en el articulo primero (“….los campos que actualmente ocupan”) y en el articulo segundo (“…los campos fijados para residencia de las tribus”)

 

En noviembre de 1878, el ejército argentino tomaba “los campos” de Pincén y su gente quedando la comunidad destruida y despojada de sus territorios. 

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now